Como limpiar una muñeca de trapo

Antes de explicaros como limpiar muñecos de trapo deciros que no es bueno  lavarlos demasiado a menudo, porque como cualquier juguete de trapo tiende a deformarse con los lavados. Y ahora si os voy a explicar como limpiarlos.                                                                                                                                        Para quitar las manchas que puedan salir frotando, hacedlo simplemente con una toalla húmeda (con agua y un pelín de jabón), aclarad con una toalla humedecida sólo con agua y dejadlo secar al aire.  Pero si el muñeco esta muy sucio mejor sumergirlo en agua tibia y jabón y después enjuagar con agua limpia.
Lo ideal es lavarlos a mano como acabamos de explicar, pero sabemos que esto lleva mucho tiempo, algo escaso durante la crianza…  Para secarlo,  dejadlo encima de 1 toalla y dadle la vuelta de vez en cuando para que pierda humedad por todos lados. Se puede dejar también sobre el radiador. Hay que tener paciencia pues puede tardar varios días. Es preferible que le dé mucho el sol y también es importantísimo que os aseguréis de que el muñeco esté al aire hasta que se seque totalmente. Y si no disponéis de tanto tiempo (ni tanta paciencia)…  Depende que muñeco de trapo que sea podréis lavarlo en la lavadora o no. El principal motivo por el que no recomendamos lavarlos en la lavadora es que la lana del muñeco se apelotona y el muñeco pierde su forma. Los muñecos de saquito, al ser los que mas relleno tienen son los que mas sufren en el proceso. Por ello hay que evitar lavarlos en la lavadora si no quieres encontrarte con una sorpresa. En cambio los dou dous son los que prácticamente se estropean porque el relleno de la cabeza esta muy apretado y no da opciones de cambiar de forma. Eso si, debéis lavarlos en agua fría para que sus colores y tejidos no se estropeen. Y para los muñecos de cuerpo entero, lo que les recomiendo si no podéis dedicarle tiempo para bañar al muñeco y secarlo, es lavarlo a mano y luego centrifugar en la lavadora un par de minutos. De esta manera  pierde humedad  rápidamente sin sufrir el proceso mecánico. Después podéis colocarlos encima del radiador en invierno, o por el contrario en verano al sol. Estos muñecos también tienen mucho relleno, pero los compartimentos donde se encuentra son mas pequeños que en el saquito, aunque la lana pueda apelotonarse un poco, no se moverá mucho de su posición.

Y eso es todo muñequin@s espero que os sea útil lo que os he explicado.